Actualidad De interés

de interés lotus casas rionegro antioquia

19 de marzo de 2014

Túnel de Oriente será hito en obras de infraestructura

Túnel de Oriente será hito en obras de infraestructura

Cornare aprobó modificación de la licencia ambiental del proyecto. Esperan reiniciar obras este año.

En el segundo semestre de este año las retroexcavadoras volverán a romper la tierra en lo que será el túnel de Oriente.

Después de tortuosos 26 meses de estudios ambientales complementarios, Cornare aprobó la modificación de la licencia ambiental que incluye, entre otras cosas, la construcción de otro tubo que servirá para el mantenimiento del que se tenía planeado hacer.


Así las cosas, según el secretario de Infraestructura de Antioquia, Mauricio Valencia, se dirime cualquier duda que pudo ocasionar el contrato firmado a finales del 2011.


Lo que no se puede omitir del proceso –criticado por muchos– es que cambió la concepción de los grandes proyectos de infraestructura en Colombia, ya que este es considerado como un hito en el que, más que nada, se impuso la responsabilidad ambiental.


“Define una reestructura dentro de la concepción y el modelo ambiental en el desarrollo de las obras públicas (...) la modificación de la licencia ambiental define que las obras se pueden reiniciar, que se deben cumplir unos requerimientos ambientales donde se entrega un cronograma anexo a la modificación de la licencia ambiental”, explicó.


En los dos meses siguientes, aclaró Valencia, la concesión vial Túnel Aburrá-Oriente tendrá que realizar unas actividades ambientales que incluyen el desplazamiento de fauna y flora endémica afectada con el proyecto: “Tenemos que acometer esas obras previamente”.


Aunque se habló de posibles sobrecostos en la obra que tuvo un cierre financiero de 832.000 millones de pesos, la presidente de la Junta Directiva de la Concesión, Luz María Correa, negó esa información.


“No hay sobrecostos, lo que hay es mayores inversiones ambientales (17.000 millones de pesos). El contrato de concesión tenía contemplado dentro de su análisis de riesgos un fondo de contingencia que se nutre con el exceso de tráfico en el actual peaje de la variante Las Palmas. Eso está cubriendo los valores para la mitigación ambiental y para mantener los costos de disponibilidad del crédito financiero”, indicó.


¿Qué modificaron?
En enero del 2012 el Ministerio de Medio Ambiente a través de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla), ordenó realizar a profundidad estudios hidrogeológicos que sacaran de duda la posible afectación en las aguas subterráneas del corregimiento Santa Elena.

Después de ello le devolvió a Cornare la competencia para realizar dicho análisis. Ayer, precisamente, esa autoridad ambiental determinó unos puntos que debía cumplir la concesión para la construcción de la obra.
Uno de ellos –y el más importante– es que no se podrá filtrar, en la perforación del túnel, más de 10 litros de agua por minuto, 20 menos de lo que se tenía planteado en el principio.
Para evitar eso –explicó el subdirector ambiental de Cornare, Javier Parra– deberán realizar perforaciones exploratorias máximo cada 70 metros en la longitud del túnel de 8,2 kilómetros. Si en algún momento el agua se filtra más de lo contemplado estarán en la obligación de hacer preinyecciones de microcemento.

“Hoy podemos decir que con los estudios hechos por la Gobernación de Antioquia, el concesionario y con estudio de tecnología de punta, a través de información hecha incluso con modelos europeos, específicamente modelos italianos, que el Túnel de Oriente garantiza, da certeza y certidumbre en torno a que las afectaciones ambientales pueden ser mitigadas y compensadas, y que los problemas de abatimientos de agua en la parte alta de Santa Elena, pueden ser controladas”, añadió el director de Cornare, Carlos Mario Zuluaga.  
Lo evidente de este largo proceso, entre más críticas que soluciones, es que será de vital importancia para la construcción de cualquier obra del país.


Un proyecto con historia
En enero del 2012, por denuncias de ambientalistas, el Ministerio de Medio Ambiente ordenó la revisión de la licencia del túnel de Oriente. En 31 puntos exigieron que se hiciera la evaluación juiciosa del proyecto. Además de ello, el año pasado la Gobernación de Antioquia le pidió a Cornare la modificación de dicha licencia ambiental para la construcción de un tubo paralelo al de 8,2 kilómetros (que construirán debajo de Santa Elena).
Eso, de hecho, fue lo que aprobaron el martes en la resolución de la autoridad ambiental que además garantizó que no iba a haber afectaciones graves en las cuencas hídricas de Santa Elena ya que esos acuíferos están a no más de 12 metros de profundidad y se generan por las constantes lluvias.
REDACCIÓN MEDELLÍN

 
Publicación tomada de
http://www.eltiempo.com
Sección
Nación
Fecha de publicación
19 de marzo de 2014
Autor
REDACCIÓN MEDELLÍN